Una lámpara habitable construida con materiales domésticos. Instalación para la exposición "Desfiguraciones" en la Ciudadela de Pamplona.



Este pequeño espacio con envolventes planas, sin grosor, producido con materiales domésticos, pretende poner en crisis el lugar de la exposición en la que está expuesto. Un geometría completamente ajena a todo lo que le rodea, una ligereza que habla de un espacio que parece de papel, materiales perecederos conformando una estructura flexible y articulada... El contraste de concepto, forma y peso con la sala que lo contiene es lo que traslada al espectador a otro lugar distinto.





Un pequeño "museo" dentro del propio "museo" desde el que se desprende luz que juega con las paredes de la instalación a extender este espacio con sus luces y sombras al resto de la sala de exposiciones.


Con la colaboración de Manolo Caridad, sin el cuál hubiera sido imposible y con el que me lo he pasado en grande... Muchísimas gracias Manolo!!!













2 comentarios:

  1. Enhorabuena Fernando! Sigue así y nos veremos en la entrega de los premios Pritzker en unos años!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo!!! Gracias por todo, sin tí esta instalación (y las que vendrán, si quieres echarme una mano...) habría sido imposible. Un abrazo!!! Lo del Pritzker ese está al caer jajajaja...

      Eliminar